sábado, 1 de diciembre de 2018

Prejuzgo el frío







Prejuzgo el frío,
la verdad que encierra la sabara
en su organillo blanco
y callo escuchando la no palabra,
vigilando en un cielo gris
la solitaria avenida de la lluvia
o el paso rápido hacia el sur
de un incontable número de grullas.
No hay nada que esconder,
solo contemplar la desolación.


f.


Indago en mí...







Indago en mí...miro y contemplo mi paso vacilante, mi sombra crecida tras las horas de sol, las palabras que se habitan con mi existencia y buscan más adentro donde acarician o sajan según sea el instante...
Todo lo que pueda iluminar una lámpara se encima al costado donde respiro, todo lo que queda en el borde de la penumbra murmura su letanía, sus salmos quedos, su holgura imperfecta, su distancia...
Voy cruzando calles desconocidas, un dolor intenso como de frío que se hace voz al respirarlo, me trae hasta mi corazón la velada umbría que con sus gramos de tristeza siempre alimenta la melancolía.


f.



viernes, 30 de noviembre de 2018

POEMAS DE NOVIEMBRE 2018




POEMAS DE NOVIEMBRE 2018



1 Nov.



Encendemos un fuego

y en silencio nos dejamos llevar hasta el centro,

allí, donde la brasa sostiene el pulso contra la madera.

Una batalla que siempre acaba en nada: todo en ceniza.





2 Nov.



La verdad nos reserva,

frente a frente, una partida de naipes,

aunque nunca nos avisa que tiene las cartas marcadas.





3 Nov.



Nos acecha la oscuridad.

Existe como un ser sin palabras

que camina por ti cuando nada que te rodea

tiene capacidad de delimitar tu pequeño mundo.





4 Nov.



Prescindo de los salmos.

Contemplo la soledad

y siento una llamada interior

por desaparecer poco a poco.





5 Nov.



Escucho el viento sentado en la hierba.

El silencio duerme entre los árboles.

Tal vez sea una forma de hacerte paisaje.









6 Nov.



Se deshace el día con un entorno de oscuridad.

Palabras gruesas que van cayendo

como una tupida nevada sobre nosotros.

Arriba el silencio.





7 Nov.



Desaparecemos. No somos inmortales.

Hay muertes que apenas dejan tiempo

para asentar nuestra huella en el mundo…

aunque una vez muerto a quién le importa

ser pasto del olvido.





8 Nov.



Llega con la lluvia el vórtice del abismo.

En el aire un hilo de muerte recorre la palabra.

Todo el silencio del mundo pervive en ese instante.





9 Nov.



Se viste de rojo el carmín del bosque

cuando el serbal se mece en el quehacer de la niebla

y el silencio es una huella que nos invade.





10 Nov.



Escribo pensamientos tristes

como si tuviera bajo mis pies una tierra baldía

o me inundaran las aguas de un piélago

donde todo fuera quietud.











11 Nov.



Siguen las hojas muertas murmurando.

A veces en ellas encuentro

sílabas perdidas de mi corazón.





12 Nov.



Hay un lento hundimiento en la oscuridad.

Apenas quedara nada de nosotros.

Siempre tendremos una urgencia por respirar

pero los días se acortan

y nada de nosotros es inmutable al desaliento.





13 Nov.



Hay un humo oscuro

que se hace lágrimas en el cielo.

El aroma de alguien de nosotros siempre trae recuerdos.





14 Nov.



La sierpe recorre la noche.

Ondulada y fría sabe recordarme con su paso

lo posible de las próximas ausencias.





15 Nov.



Unas gotas de sangre marcan el rumbo.

No voy a dejar mis nudillos

en la rugosa pared que me rodea,

aunque es cierto, que tal vez,

deba obviar la palabra en este día de ira.











16 Nov.



Soy demasiado humano para no perturbarme.

Creo que contemplar esta noche oscura

me deja tiznarme de lúgubres pensamientos.





17 Nov.



Todo lo que nos queda por vivir

apenas se pronuncia estos días.

Hay un silencio de pájaros,

la oscuridad se viste de nosotros

y nos queda morir cada hora

como si en el mundo supieran

que no va a volver amanecer.





18 Nov.



Regreso del mundo.

Escucho al viento rogar en los cipreses.

Nunca sabemos dónde está el final…

Uno sale de allí sabiendo que ha de regresar.





19 Nov.



¿Hay mayor pureza que el fuego?

En él dejo quemarse todas mis cartas no jugadas.

Solo queda ceniza como resumen de un año.



20 Nov.



La luz es la claridad del rayo.

Sobre nosotros se cierne su retorno.

En medio de la oscuridad

escuchamos en silencio los pasos de la tormenta.









21 Nov.



No somos más allá que un poco de lluvia.

Alargo las manos y siento el frío…

Resistir, sobrevivir al anuncio de un deceso.





22 Nov.



Las flores se marchitan en el búcaro.

Huelo el aroma del incienso.

Hacemos una peregrinación hacia “la nada”.





23 Nov.



Frente al amanecer somos de nuevo nosotros.

Nada nuevo que nos haga mejores

si acaso un poco más perdidos en el afán de trascender.





24 Nov.



Algunas palabras saben quedarse en nuestro corazón.

A pesar de todo, son parte de un epitafio

que nunca queda escrito…huellas solo en la sangre.





25 Nov.



Siento el frío como un latido que se expande en mi piel.

Todavía el mármol eriza las sombras.

¿Sabemos cubrir el miedo con el silencio?





26 Nov.



Hay una vela que deja la noche abierta a pensar.

Luz que humedece mis manos vacías de un poso de nostalgia.

Sigo respirando. Ese es el consuelo del insomnio.





27 Nov.



He recogido las cenizas.

Viene posándose en el aire una niebla de otoño.

Mi voz tiene un eco lejano que duele.





28 Nov.



Frente a frente siempre estás tú.

Mirarte a ti mismo y saber leer en tus ojos

el miedo del arrepentimiento…

No es la duda es la verdad sobre el tiempo perdido.





29 Nov.



El tiempo se hace dueño y señor de la palabra.

No andamos a oscuras

pero la noche tiene la arrogancia de saber todo de nosotros.





30 Nov.



Y ahora, una vez huérfanos de toda esperanza

solo nos queda camino por recorrer,

esa parte de la soledad que deja el invierno en los caminos.



f.