jueves, 12 de septiembre de 2019

De ese ir y venir








De ese ir y venir en las nubes crecía la luz,
eran fuego, la sed de cada día
y no tenían más que dejar en los cristales,
dibujado, el vaho de su respiración,
para saber, que al otro lado del mundo, florecían lirios.


f.



miércoles, 11 de septiembre de 2019

Mirar la calle







Mirar la calle. Contemplar acercarse la noche, según acaba el verano mucho más deprisa. Después solo queda un eco sordo de pisadas sobre nuestra memoria, pasos indoloros, algo tan normal como respirar ante lo que no nos damos cuenta, y es más, si lo piensas, se te acelera el pulso y respiras con mayor dificultad. Trazamos una vida que no trae pausas, un hilo de luz por el que apenas tenemos más noción que saber el día, la hora, el mes y los años que hemos pasado andando en él.
Es bueno este desconocer todo lo que ha de venir. Sabemos mirando el cielo de las nubes y sus tormentas. Sabemos del paso de los pájaros hacia el Sur en este tiempo de septiembre y acaso dudamos de lo que nos traerá el nuevo día o los días futuros...es bueno no saber, eta inconsciencia relativa y conceptual quizás sea la propia vida, su tejer insípido que nos delata lo poco que sabemos de las cosas que nos rodean.


f.



lunes, 9 de septiembre de 2019

El deseo...






El deseo tiene en la palabra un yugo interminable.
Él prefiere subsistir en las voces ocultas de la piel.

f.